Oración Para Dominar A Un Hombre – Mujer

Muchas veces te preguntas como utilizo una oración para dominar a un hombre – mujer, ya sea por su carácter, o porque no te presta el interés y la atención que tu deseas. Lo mejor que te puede pasar es encontrar una solución para tener a esa persona que amas dominada, que lo entregue todo por ti sin importar absolutamente nada ni nadie solamente que la única persona que le interese seas tú.

Una de las referencias más significativas para que puedas lograr lo que deseas con la persona que amas, es estar en plena disposición, relajado (a) encontrarte en un lugar tranquilo, para poder tener la energía adecuada que se necesita y así de esta manera conseguir el objetivo y la intención con una oración para dominar a un hombre – mujer.

Ten en cuenta y no se te olvide que debes estar muy concentrado(a) pensar fuertemente y visualizar a la persona que quieres dominar, lógicamente lo principal es que tienes que ser positivo y tener, sobre todo, sobre todo perdóname que se tan insistente sobre todo tener mucha FE, y pensar en que vas a conseguir con una poderosa oración dominar a un hombre – mujer. Utiliza velas o velones de color rojo, las oraciones para que surtan mejor efecto las debes de hacer por 9 días, te aconsejo que reces mejor las tres oraciones los resultados son sorprendentes.

 

¡Vamos ahora si de inmediato a poner en práctica lo anterior, te deseo mucha suerte!

 

Estas sagradas oraciones son para dominar a un hombre y también para dominar a una mujer por favor hazla con mucho respeto y FE.

Las 3 Oraciones Más Poderosas Para Dominar A Un Hombre – Mujer

 

1 Oración a Santa Marta Dominadora

 ¡Oh! Santa Marta, Virgen Dominadora de la serpiente, vos que alabasteis un niño de segura muerte envuelto por una serpiente y al cual Dios, por intercesión de santa marta, le concedió al niño por medio del toque de un clarín o silbato se acercaran restando su inocencia.

 

(Esto sucedió en África en el año 1400)

 

Así mismo deseo santa marta mía, que, por intercesión de San Cipriano, me libres de toda maldad, y castigues a todo aquel que pretende hacerme daño, permitiendo que la serpiente que arropa a Santa María los domine enredándosele en su cuerpo hasta que se arrepienta y me pida de rodillas.

 

Así mismo encomiendo mi fe a San Wenceslao y San Cipriano para que (sea mi amante, esposo, o marido). Me atienda y no me desampare en mis necesidades, de lo contrario a Santa Marta, lo domine con la serpiente, para que venga manso a mis pies.

Amén.

 

Rezar 1 Padre Nuestro y un Ave María

 

2 Oración al Ángel Conquistador

 Santo Ángel de la guarda…. que gusto no tenga hasta que a mi casa no venga, santo nombre de (nombre de la persona que quieres dominar) tranquilidad no le des hasta que a mi lado este. Santo, ¡oh!, santo de mi nombre y devoción, que me tome mucho cariño e ilusión. San Salvador de Horta, que se contente conmigo es lo que importa. Anima de San Juan Minero, que me quiera como yo lo quiero. Santa Inés del Monte Perdido devuélveme el cariño de (nombre de la persona que quieres dominar) que se ha ido. Espíritu, cuerpo y alma de (nombre de la persona que quieres dominar) que desde este momento no tenga más gusto, mas ilusión, que para mí. Espíritu, cuerpo y alma de (nombre de la persona que quieres dominar) que su amor, su cariño, su fortuna, sus caricias, sus besos, todo sea para mí. Que todo él no sea más que para mí. Cuerpo y alma de (nombre de la persona que quieres dominar) no has de ir a ver ni a querer a ninguna otra mujer más que a mí. Espíritu de San Cipriano, tráemelo. Espíritu de Santa Elena tráemelo. Espíritu de Santa Marta, tráemelo. Espíritu de la Caridad del Cobre tráemelo. Virgen de Covadonga, que me traigas a (nombre de la persona que quieres dominar) arrepentido, dominado y manso como un cordero.

Amén.

 

Rezar 1 Padre Nuestro, 1 Ave María y 1 Credo

 

3 Oración Espíritu Dominante

Espíritu Dominante tu que dominas todos los corazones: domina el corazón de (nombre de la persona que quieres dominar) con el poder que tuvo Santa Marta amanso el dragón, así quiero que amanses a (nombre de la persona que quieres dominar).

¡Oh!, Espíritu Domínate, con tu poder que Dios te ha dado haz que (nombre de la persona que quieres dominar) sea dominado en cuerpo y alma y que no pueda mirar a nadie más que a mí, que su amor y su cariño solo sean para mí, que mi presencia le sea atractiva, que mi mirada lo sugestione.

Espíritu Domínate, domina a (nombre de la persona que quieres dominar) con tu divino poder que Dios te ha dado.

Amén.

 

Rezar 3 Padre Nuestro, 3 Ave María.

Leave a Reply