Que no se nos haga extraño que muchas veces, aún si el amor nos ha permitido la dicha de contar con el ser amado, de tener una relación y de ser correspondido, esto poco a poco se dilate hasta que aquel idilio de amor, termine.

Lógicamente, cuando amamos tanto a esa persona, olvidarlo o pretender aparentar que todo ha pasado y que ya llegó a su fin ese sentimiento llamado amor, podemos tomar cartas en el asunto y asumir pequeñas ayudas de la magia blanca que nos ayudarán a que ese gran amor regrese a nuestras vidas, siendo así la excusa perfecta para vivir el amor una vez más a flor de piel y, lo que resulta mejor, para siempre.

Amarres del amor: la mejor forma de que tu amor verdadero vuelva a ti de una vez y para siempre

Este amarre del amor, es uno ciento por ciento de magia blanca y muy efectivo, el cual consiste en diluir por completo las dudas que existan sobre la relación, o los aspectos negativos que los obliguen, tanto a ti como a tu pareja, a estar alejados el uno del otro. Aquí es preciso contar que este amarre no tendrá ningún efecto negativo o dañino, así que puedes estar tranquilo(a).

Debemos destacar, ante todo, que, para poder tener un efecto eficaz y positivo con este amarre del amor, deberemos concentrar absolutamente toda nuestra fe y mejor energía, para que todo ese positivismo se canalice en pro de nuestro objetivo.

Como complemento al amarre del amor, para que este sea aún más efectivo y logre por completo su cometido, deberás amar realmente a esa persona, con todo tu corazón, ya que la fuerza primordial que se usa para este amarre es el amor verdadero.

Ahora, vamos con el hechizo para poder lograr que ese ser amado vuelva y se quede siempre a nuestro lado. Lo que debes hacer, es conseguir cuatro velas de colores diferentes: una será blanca, otra será verde, otra azul y la última de color rojo. Lo siguiente te resultará muy extraño, pero tiene un efecto poderoso sobre este amarre del amor, y serán tus propias lágrimas, esas que hayan brotado de forma natural y sincera por la pérdida de ese ser que quieres que regrese. Lo tercero será un papel y un lápiz.

Procederemos entonces a escribir en la hoja el nombre de la persona a la cual queremos recuperar y, debajo de su nombre, cinco momentos que hayan pasado juntos. Una vez realizado el proceso anterior, procederemos a derramar las lágrimas sobre el papel y ubicaremos el papel sobre una mesa y, por cada esquina de la misma, encenderemos las velas en el siguiente orden: primero la vela blanca recitando “Mi amor es puro y sincero. Que el aire le lleve este mensaje a (nombre de nuestro ser amado).

Encenderemos después la vela verde en la esquina superior derecha y recitamos “En este hechizo deposito toda la esperanza para recuperar este amor. La tierra es testigo de ello”

En la esquina inferior derecha prendemos la vela azul y recitamos “Que este amor vuelva a fluir como el primer día. Que el mar de diferencias que nos separa ahora desaparezca por completo”.

Y, para concluir, ubicaremos en la esquina inferior izquierda la vela roja recitando: Que la pasión que había entre (Nombre del ser amado). Hagan que de las cenizas de este amor resurja llama que lo haga comenzar de nuevo.

Prueba con este amarre del amor y verás cómo volverás a compartir tu vida con ese ser especial y amado.

Leave a Reply